Inicio > linux, principiantes, software libre, ubuntu > Como: Dejar Ubuntu

Como: Dejar Ubuntu

Por K.Mandla

Podría jurar que hace unos años (¿ya pasó tanto tiempo?), cuando comencé a visitar los Foros de Ubuntu, los gritos enfurecidos de los insatisfechos contra el estado general de Linux eran enviados a la cárcel, para nunca ser visto u oidos nuevamente.

Desde más o menos el año pasado, mientras estuve moderando (yendo y viniendo, por supuesto), las quejas hipercríticas anti-Linux se atiborraban en un megatema gigante llamado Linux Desktop Readiness (algo así como, “Lo Preparado Que Está El Escritorio Linux”) . Era — y aún es — La Madre de Todos los Temas Anti-Linux.

Al parecer ahora los insatisfechos tienen un pequeño lugar para desahogarse con sus opiniones, tomando espacio del Foro de Testimoniales y Experiencias de Ubuntu. Es una buena regla: tenemos que tomar lo bueno con lo malo. Así que la insatisfacción está disponible junto a la satisfacción. Está permitido que no te guste.

Pero antes de parlotear sin parar acerca de cuanto APEEESTA Linux y cerrar, déjame darte unos pequeños consejos.

  1. No escribas todo con letras mayúsculas. Le hace pensar a la gente que estás gritando, y nadie tomará tu crítica seriamente si piensan que estás gritando. En realidad gritar hace que tus quejas sean menos creíbles, porque si no puedes encontrar la tecla de bloqueo de mayúsculas, entonces no sorprende que no puedes manejar Ubuntu. Y por el amor de Dios, no escribas 1337.
  2. No nos digas que Ubuntu es feo. Si fuese imposible cambiar los colores o el fondo de pantalla o las fuentes o el tema o el gestor de ventanas o el ambiente de escritorio, entonces tu queja sería válida. Pero decir que es feo es como quejarte porque tu camisa es naranja. Si no te gusta el naranja, ¿por qué no usas otra camisa?
  3. No nos digas que no funciona. Si no funcionará, nadie lo usaría. Al parecer le funciona bien a alrededor de 29 millones de personas como tú. Y también va para la instalación. No nos digas que no se instala porque NO, yo lo pude instalar. Y no te enojes por el instalador textual. Adivina que, genio: Cuando reinstalas XP, te va a saludar un instalador textual. Idiota.
  4. No nos digas que no es Windows. Por supuesto que no es Windows. Si Linux fuese Windows, nadie necesitaría Linux. Aún mejor, si Windows fuese Linux, nadie necesitaría Windows.
  5. No nos digas que intentaste instalarlo durante una hora y media, y no funcionó, así que no sirve. Si realmente quieres esforzarte para instalar Ubuntu, dinos que trabajaste en algo por una semana. O dos semanas. Hay personas que pelean durante meses para hacer funcionar su conexión wireless en Linux — y lo logran. Así que haz eso antes de irte: Dinos que hace dos meses que no tienes mouse — eso nos impresionará. Dinos que tienes que trabajar sin la parte izquierda de tu teclado en la mejor parte del año — te adoraremos. Pero quejarte diciendo que Ubuntu no funciona porque no se instala en la hora de tu almuerzo es estúpido, estúpido, estúpido.

Pero lo más importante de todo, no cometas el error lógico de extrapolar tu experiencia desafortunada en una generalización para el resto del mundo. Sé que es tentador creerlo, pero no eres el centro del universo (de hecho, yo soy). El Plano Principal Material completo no gira alrededor tuyo (de hecho, gira a mi alrededor). Solo porque no pudiste resolverlo no quiere decir que el proyecto entero está condenado al fracaso.

Lo que significa esto es que tú estás condenado al fracaso. Linux no te falló. Tú le fallaste a Linux. Hay una relación directa entre el esfuerzo que dediques para entender Linux, y el grado de éxito que lograrás. Y el colorario desafortunado es que solo dedicarás tanto esfuerzo como interés tengas. Y sin siquiera un pizca de interés, el experimento es una pérdida de tiempo — el tuyo y el nuestro.

Así que, por favor. Por favor. Con azúcar arriba. Prueba Ubuntu, pero no de mala gana. No lo hagas porque suena divertido. No lo hagas porque todos los chicos con onda lo hacen.

Hazlo porque quieres, y lo quieres mucho. Entonces verás si te gusta. Si no te gusta, dinos por qué. Eres libre de unirte a nuestra comunidad, y eres libre de irte. Estaremos aquí para ayudarte cuando vuelvas.

Y sí, volverás.

Links relacionados:
Howto: Leave Ubuntu (Blog de K.Mandla, en inglés)

About these ads
  1. minotauro
    agosto 25, 2007 en 5:21 pm

    buenisimoooo

  2. agosto 30, 2007 en 1:51 am

    ¡¡¡Genial!!!

    Muchas gracias por este lindo aporte para la reflexión, sobretodo para todos aquellos que se quejan de Linux a la primera. Como si el mencionado windows nunca les fallara.

    Gracias

  3. agosto 31, 2007 en 10:00 am

    es verdád tódo lo que dices , la gente siempre buca excusas para compararlo co windous

  1. octubre 7, 2007 en 3:47 am

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: